El Gerente Clave en la Estrategia y Gestión Odontológica
El Gerente Clave en la Estrategia y Gestión Odontológica

En Colombia en el sector de la salud oral hay mas de 30.000 Gerentes teguas, no sea usted uno de ellos.

Es de admirar a los profesionales de la salud oral, pues además de estar dedicados a la práctica clínica se ven abocados a enfrentar roles como emprendedores y gerentes de sus consultorios o clínicas.

Han dedicado gran parte de su vida a su formación como odontólogos y especialistas, además luego de lograr su especialización constantemente asisten a cursos y seminarios para actualizar y mejorar sus competencias y habilidades clínicas. La pregunta es ¿cuanto invierten los profesionales de la salud oral en adquirir habilidades gerenciales?, me atrevo a decir ni un 1% de lo que han invertido en su formación y ¿que tan importante puede ser?

Un odontólogo que tenga como mínimo un consultorio debe de preocuparse por su formación como gerente y líder de su negocio.

Su responsabilidad como gerente transciende y envuelve a su responsabilidad clínica. Es claro que el paciente es lo más importante y por eso lo demás cobra también gran importancia: Una buena estrategia empresarial, una excelente gestión de compras, una buena dirección de su talento humano, un buen balance financiero, una campaña de mercadeo exitosa acompañada de una planeación y ejecución clínica garantiza la calidad del servicio y desde luego la satisfacción del paciente.

Por situaciones de estructura, del mercado y de la composición de la oferta los odontólogos se ven enfrentados a un emprendimiento no planeado en el momento que toman el reto del montaje, implementación y puesta en marcha de un consultorio o clínica, son pocos los que se acompañan de un plan de negocios, de hacerlo probablemente el fracaso no se presentaría, el riesgo sería menor y el éxito soñado una realidad.

Hay cosas mínimas que un gerente, un líder de negocio así sea de un Consultorio debe saber con certeza: Qué mercado quiero atender, quien es mi cliente, quien es mi competencia, que me diferencia, cual es mi promesa de valor a entregar, que recursos tengo que recurso necesito, cuánto vale mi negocio, que gano, soy eficiente, conservo pacientes, como es mi servicio, gano clientes, como voy a crecer.

El odontólogo como cualquier Gerente interactúa, negocia y se compromete con diferentes públicos de interés, de todos necesita algo y a todos tiene que darles algo, debe cubrir y satisfacer necesidades a cada uno de sus públicos, por ejemplo, al paciente, su principal público, un tratamiento a su satisfacción y de él espera como mínimo fidelidad.

A sus empleados, a más de sus salarios, estabilidad, seguridad, un buen ambiente de trabajo y de ellos espera responsabilidad, honestidad, lealtad y productividad.

A sus proveedores cumplimiento, en general un buen negocio a largo plazo para los dos.

De sus socios espera que aporten recursos y ellos a cambio mayor valor de la clínica y jugosas utilidades.

El estado pretende regular y controlar, que le paguen impuestos y de él esperamos mínimo estructura, oportunidades y seguridad.

¿Que tantas habilidades de negociación tienen los profesionales de la salud oral?, serán competentes para pasar de relaciones transaccionales a relaciones transformacionales.

Lo anterior nos lleva a pensar que el camino del éxito no es solo una excelente práctica clínica hoy más que nunca como odontólogos líderes de negocios debemos buscar de forma urgente e imperativa también nuestra excelencia en la práctica gerencial, no somos teguas en la disciplina de la odontología pues tampoco seamos teguas en la disciplina gerencial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here